Una caravana por la vida

Desde hace 16 años un pequeño grupo de norteamericanos desafía cada año las políticas de su gobierno y visita Cuba como símbolo de la amistad existente entre los dos pueblos y de la igualdad de todos los hombres ante la mirada de Dios.

Los Pastores por la Paz, encabezados desde siempre por el Reverendo afroamericano Lucius Walter, traen a Cuba materiales médicos y escolares que pueden recaudar para ayudar al pueblo cubano. Pero esta ayuda no sale fácilmente de tierras norteamericanas, sino que deben luchar todos contra fuerzas policiales y aduaneras para defender esos materiales y evitar que sean incautados.

La Fundación Interreligiosa para la Organización Comunitaria, organizadora de esa caravana por la vidad, lleva más de 41 años de trabajo por la justicia social y, desde 1992, sin pedir licencia al Departamento del Tesoro norteamericano, recopila periódicamente su carga humanitaria en apoyo a la nación cubana.

En ocasiones la comitiva ve muy disminuida su carga de ayuda y amor y otras veces sonríen porque consiguen traer gran cantidad de materiales necesarios al país, como esta ocasión, en que llegaron a la isla cien toneladas en ayuda material, entre computadoras, equipo médico, material educativo, artístico y deportivo y ocho autobuses.

Desde 1992, en que se realizó la primera Caravana, suelen enfrentarse a episodios de conflicto al cruzar la frontera sur de Estados Unidos, rumbo a México, pues sus acciones son catalogadas como ilegales, según las normas del unilateral bloqueo económico y político, y no cuentan con los permisos de excepción que otorga el Departamento del Tesoro.

Aunque en un inicio solo participaban pocos caravanistas, ya la recolección de las donaciones se extiende a 12 ciudades canadienses y 125 de Estados Unidos de 47 estados norteamericanos, y une a cientos de amigos de Cuba de todas las edades, razas y creencias religiosas.

El esfuerzo realizado por los amigos de la Caravana, que ya suma a los norteamericanos a mexicanos, canadienses y puertorriqueños, es una denuncia constante contra el bloqueo a Cuba. La ayuda material que traen a nuestro país es un símbolo de la ayuda mutua y la hermandad que une a ambos pueblos, separados por las políticas imperiales.

Anuncios

Un pensamiento en “Una caravana por la vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s