La necesidad de un pueblo, que es decir, del mundo

Votación en la ONU en el 2007

Un día importante será el 29 de octubre de 2008. Cuba presentará, entonces, ante la Asamblea General de las Naciones Unidades el proyecto de resolución “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos Contra Cuba”. Una vez más.

Y en esta discusión sobre el derecho de los cubanos a decidir; a ser, se sacará al ruedo, la hasta hoy cuestionable, libertad de otros tantos pueblos del mundo de disponer lo que se considera justo.

El momento será, sin dudas, trascendente; más puede no resultar definitorio. De hecho, ha sucedido así durante los últimos años en que nuestros los cancilleres cubanos han presentado el documento, y no, precisamente, por que deje de ser aprobado. Eso es lo lamentable.

En septiembre de 2007, la votación favoreció a los cubanos cuando 183 naciones aprobaron la resolución y sólo cuatro estuvieron en contra (Estados Unidos, Israel, Islas Marshall y Palau). Micronasia se abstuvo. Esa realidad se ha repetido durante los últimos 16 años.

Tal es el motivo por el que el momento, a pesar de su trascendencia, puede no resultar definitorio. Aceptar el hecho lamentable, reitero, de que una decisión democrática, tomada por un Organismo Internacional creado sobre ese principio y para velar por el bienestar de los estados-naciones, no llegue a materializarse por obra y poder hegemónico de Estados Unidos, irrespeta la potestad de autodeterminación de quienes allí concurren, en franco deterioro de la credibilidad de la ONU.

Y créame que los representantes de la Casa Blanca, intimidan, chantajean, compran y silencian. Al menos lo intentan, y descaradamente.

Lo que sí resulta seguro y definitivo, visto desde cualquier ángulo, es que Cuba mantendrá la misma postura firme. La posición de los cubanos será este 29 de octubre y siempre, la de exigir su derecho a la autodeterminación; la de denunciar cuantas veces se necesite las acciones de la primera economía del planeta, hoy golpeada por una crisis que demuestra la insustentabilidad del sistema, para aislar, asfixiar, exterminar a un pueblo por el hecho de pensar diferente. Y a eso, que lo digan los expertos en derecho internacional, le llaman genocidio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s