Caso de Los Cinco: La justicia a nueva prueba

cinco-heroes61La Corte Suprema de Justicia de EE.UU. tiene ante sí petición de examinar el caso de Los Cinco cubanos antiterroristas indebidamente juzgados y condenados en ese país.

El 30 de enero último, abogados de la defensa, encabezados por el experto Thomas C. Goldstein, presentaron el reclamo. Integran ese grupo los prestigiosos juristas Leonard Weinglass, Richard Klugh y Michael Krinsky, de larga trayectoria en este proceso.

Gerardo Hernández, René  González, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Fernando González, bajo el precepto de necesidad de defender a su Patria, cumplían la misión de informar   sobre las actividades terroristas que se fraguaban en el sur de la Florida contra Cuba y los propios Estados Unidos, cuando fueron encarcelados allí en septiembre de 1998.

El proceso  fue incoado y desarrollado en Miami, a pesar de que los abogados probaron la imposibilidad de obtener imparcialidad  donde era evidente el chantaje político y económico de  elementos mafiosos de origen cubano asentados y protegidos allí por el propio gobierno estadounidense.

Tras múltiples arbitrariedades, en diciembre de 2001 la jueza Joan Lenard dictó  las más drásticas sentencias que encontró, sin basamento probatorio, como han resaltado destacados juristas internacionales, varios jueces de instancias de apelación y en 2005 el Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de Naciones Unidas.

René  fue condenado a 15 años de prisión, Gerardo a dos cadenas perpetuas más 15 años, Ramón a cadena perpetua más 18 años, Fernando  a 19 años de reclusión y Antonio a cadena perpetua más 10 años.

Desde entonces, en variadas apelaciones los defensores demostraron la falsedad de las imputaciones e intención premeditada de castigar sin apego a la ley, presentadas en instancias y plazos establecidos, pero hallaron fallos contradictorios.

Otro capítulo en la historia se abre ante la máxima instancia justiciera en EE.UU. con la petición de certiorari, la cual solicita  que examine el caso sobre la base de una Ley Judicial del Congreso norteamericano que data de 1891, cuando le concedió a la Corte Suprema la autoridad y facultad para aceptar o rechazar la revisión de ciertos procesos.

De ser aceptado, la Corte Suprema instruiría  a una Corte inferior para que certifique y eleve el expediente el cual deberá ser examinado por la más alta instancia judicial del país.

Mientras, valen las voces de protestas que se alzan en los cientos de comités de solidaridad con Cuba en más de 100 países, y el llamado reiterado por escritores, artistas, estudiantes, parlamentos, congresistas y varios gobernantes en todo el mundo.

La movilización mundial a favor de la excarcelación de  Los Cinco es hoy más importante que nunca antes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s