Archivo de la categoría: Poemas

Poemas de los Cinco

Presentarán libro sobre Los Cinco


Los cinco antiterroristas cubanos.Lo que yace a través del mar. La verdadera historia de Los Cinco cubanos, libro de Stephen Kimber publicado por la Editorial Nuevo Milenio en su sello Ciencias Sociales, será dado a conocer este miércoles en el Teatro Sanguily, de la Universidad de La Habana, con Ricardo Alarcón como presentador. Sigue leyendo

Anuncios

Cienfuegos le canta a los Cinco Héroes


Cienfuegos le canta a los Cinco HéroesPara quienes entregaron su juventud, es la casa que desde hace años tienen en Cienfuegos, a quienes sacrificaron la vida familiar ha dedicado una cienfueguera, María Orquídea Artílez, la suya. Para quienes perdieron de celebrar entre los suyos tantos cumpleaños, como Gerardo Hernández sus 49 y Ramón Labañino, que llegará solo en su celda a los 51, se hizo la música en una céntrica calle cienfueguera. Sigue leyendo

Fiel


Soy fiel a mi palabra cada día,
todo amor a tu intocable espera,
lo mismo en la mañana austera,
que en la tarde de gris, fría y sombría.

Por ti en la soledad, Quita y vacía
el verso toma forma de bandera.
Por ti no tiene miedo la extranjera
sangre del alma abierta, tuya y mía.

Si el silencio me pide que yo aclare
el segundo de cada sentimiento,
que se alce el amor y lo declare,

que se abra la tierra y de su voto
que el cielo te confirme :nunca miento!
Sigo siéndote fiel, el mas devoto. Sigue leyendo

Madre mía


Llamarte por tu nombre, flor y amiga.
Tus manos hacen mundo cada día.
Mujer desabitada, rebeldía
para hacer que el amor arribe y siga.

Lagrima del frutal y de la espiga
que solemne se llena de alegría .
Isla dinámica en la geografía
de donde el corazón la paz obliga.

Tu nombre es una inmensa desnudez
de luz y vida. Sin ti la lucidez
no podría encontrar lo mas sublime.

Donde yo te menciono hay valentía,
y al hacerlo, tu evitas se lastime
mi paz y mi entereza, madre mía. Sigue leyendo

El mundo de tu mano


Cuando del brazo leas mis poemas
de una noche callada y encendida,
blanca y frágil, la frase nunca oída
ira cambiando todos tus esquemas.

La esencia es fuego y frío, no le temas.
todo se aprende con tiempo y medida: los inviernos de cada despedida,
los veranos de amor con que te quemas.

Yo escribo, echo de menos la ventana
que nos hizo de puerta hacia la luna
y nos traía el sol en la mañana.

Nada en este pesar ha sido en vano.
Tu sigues siendo luz como ninguna,
yo sigo viendo el mundo de tu mano. Sigue leyendo