Archivo de la etiqueta: poema

Musicalizan en Cienfuegos poema de Antonio Guerrero dedicado a René González


El último de los poemas de Antonio Guerrero musicalizado por los hermanos Novo, trovadores insignes de la ciudad cubana de Cienfuegos, está dedicado a René González. Del agradecimiento por la canción cuentan los músicos a propósito del 57 cumpleaños del Héroe.

Anuncios

Fiel


Soy fiel a mi palabra cada día,
todo amor a tu intocable espera,
lo mismo en la mañana austera,
que en la tarde de gris, fría y sombría.

Por ti en la soledad, Quita y vacía
el verso toma forma de bandera.
Por ti no tiene miedo la extranjera
sangre del alma abierta, tuya y mía.

Si el silencio me pide que yo aclare
el segundo de cada sentimiento,
que se alce el amor y lo declare,

que se abra la tierra y de su voto
que el cielo te confirme :nunca miento!
Sigo siéndote fiel, el mas devoto. Sigue leyendo

El mundo de tu mano


Cuando del brazo leas mis poemas
de una noche callada y encendida,
blanca y frágil, la frase nunca oída
ira cambiando todos tus esquemas.

La esencia es fuego y frío, no le temas.
todo se aprende con tiempo y medida: los inviernos de cada despedida,
los veranos de amor con que te quemas.

Yo escribo, echo de menos la ventana
que nos hizo de puerta hacia la luna
y nos traía el sol en la mañana.

Nada en este pesar ha sido en vano.
Tu sigues siendo luz como ninguna,
yo sigo viendo el mundo de tu mano. Sigue leyendo

Diez meses


Fiel como una condena, a cada tarde,
la blanca soledad del soñador acude.
Nada puede impedir que se desnude
la mirada que en su corazón arde.

Por razones serenas cada tarde
la cal azul de su pensar sacude.
El no da lugar a que se escude
quien recorre el camino del cobarde.

El no quiere pasar sin verse a solas
con su suerte, descubrir su pasado,
saber cuanto de este se ha olvidad,

cuanto sigue presente entre las olas.
El sabe que hay un futuro si te creces
y eso vino a decirle a sus diez meses. Sigue leyendo

La firmeza de tu suelo


En esta vida entre días oscuros
Y días claros, alzo mi canto.
Grito con una voz con la que espanto
Toda mi soledad, rompiendo muros.

Aquí están a la sombra los maduros
Momentos que una vez dijeron tanto
Y tan secretamente en el encanto
De la vida fugaz fueron seguros.

A veces paso el día junto al cielo,
Escogiendo una nube, la primera,
Que me quiera llevar en su alto vuelo

Al sitio donde me agrada la espera.
Yo se que la firmeza de tu suelo
Conserva para mi la primavera. Sigue leyendo